Get Adobe Flash player

CHICHICASTENANGO

A 2000msnm en las montañas del altiplano Guatemalteco en el departamento del Quiché, encontramos enclavado entre barrancos este popular y bien conocido pueblo Maya.

Su ubicación estratégica a solo 2 horas de Antigua Guatemala, 3 horas de la ciudad de Guatemala y 1 hora de Panajachel en el lago de Atitlán, el colorido del traje típico de sus habitantes, las múltiples celebraciones religiosa y culturales y la enorme mezcla de productos agrícolas, artesanales y utilitarios que se ofrecen en sus calles los días jueves y domingo hacen del mercado de Chichicastenango el más conocido y visitado por los turistas en todo Guatemala.

Mercado:  El sistema de mercado tal y como lo conocemos hoy es un rasgo cultural que compartieron todos los pueblos y culturas de Mesoamérica mucho antes de que los españoles descubrieran la existencia de estas tierras y a Chichicastenango ya llegaban indígenas de pueblos lejanos para vender e intercambiar sus productos lo que lo convirtió en un gran centro comercial hoy en día el mercado se celebra en Chichicastenango todos los jueves y domingos y es considerado el mercado típico tradicional más grande de Mesoamérica.  La afluencia de turistas a presenciar tal evento ha hecho cambiar un poco la fisionomía de este mercado pues ahora encontramos una gran cantidad de productos dirigidos a turistas que se aglomeran a comprarlos entre verduras y productos utilitarios dirigidos a la gente local.

Montaña Sagrada de Pascual Abaj: En la cima de una pequeña montaña en las afueras  del mercado a unos 30 minutos a pie encontramos un altar maya dedicado a una deidad Maya a la cual acuden indígenas de muchos lugares a presentarle sus respetos y gratitudes ofrendarle sangre de animales que son sacrificados en el margen de una ceremonia acompañada de alcohol, tabaco e incienso.  Para los indígenas mayas Quiches y Cakchiqueles estos sitios sagrados son de vital importancia y no es el único en las montañas de Chichicastenango pero sí el más accesible para los turistas que quieren presenciar una experiencia de este tipo.

Cementerio de Chichicastenango: Este se encuentra muy cerca del mercado desde donde es posible observar su colorido.  La visita a Chichicastenango puede ser aprovechada para conocer mas a fondo las creencias y tradiciones de los indígenas del altiplano alrededor de sus muertos y como se vive y se conviven con sus ancestros en su diario vivir. En el Cementerio de Chichicastenango el turista tiene la oportunidad de  ver de cerca como en un día normal la gente asiste a visitar a sus ancestros y con suerte apreciar alguna ceremonia que son muy comunes en los diferentes altares que existen en el cementerio.

Iglesia de Santo Tomas: La iglesia se encuentra al centro del mercado, durante tiempos prehispánicos era ya un centro ceremonial maya y es por ello que tanto en las afueras como en el interior se celebran ritos y demostraciones religiosas de carácter maya. Pararse en la entrada principal de la iglesia da la misma sensación de estar parado en la parte más alta de un templo maya en épocas de esplendor, en la escalinata que lleva hasta la puerta principal de la iglesia (área exclusiva para guías espirituales y chuckajaues ) centenares de personas se aglomeran con el fin de rendir culto a sus antepasados que yacen en enterrados en el montículo maya donde fuese construida la iglesia con la llegada de los españoles.

En el interior de la iglesia encontramos un escenario completamente diferente  a cualquier iglesia católica. Una serie de plataformas llenas de candelas de colores, licor y pétalos de flores que son ofrendados por lo Indígenas a sus ancestros.  A los lados y al fondo filas de santos adornados con elegantes atuendos de seda, lentejuelas, espejos y  dímero en efectivo. Al fondo un retablo tallado en madera fina, negro de tanto humo de candela que alberga una serie de imágenes en la que predomina la de Santo Tomas, patrono del lugar.  En el patio interior de la iglesia, una placa conmemora un acontecimiento que para el mundo maya ha sido de vital importancia en la reivindicación de su cultura como lo fue el descubrimiento de un manuscrito maya “El Popol Wuj” considerado la Biblia o libro sagrados de los Quichés.

Fechas especiales: Las fiestas patronales en honor a Santo Tomas se celebran del 13 al 21 dando inicio el 7 de diciembre con la quema del diablo y extendiéndose algunos días con motivos de las navidades.  Durante los días principales de las fiestas podemos observar un gran movimiento religioso lleno color bullicio, juegos pirotécnicos y  mucha tradición.  El palo volador, las procesiones, las cofradías y los bailes o danzas tradicionales constituyen la mayor parte de las celebraciones.

Otros atractivos: Las cofradías, las morerías o talleres de mascaras, el museo regional que exhibe una gran  colección de cerámica, artefacto y jade prehispánico, como también lo son las instalaciones  del Hotel Maya Inn.  y hotel Santo Tomas, la Alcaldía indígena, Ermita del Calvario.